Aumenta el cáncer de las tiroides en la isla

Medio: Endi.com

Sección: Salud al Día

 

 

Conoce las opciones que existen para diagnosticar esta y otras enfermedades de la tiroides.

Por Fernando Zalduondo, MD, FACR; y Dr. Carlos Jiménez Marchán

La incidencia de cáncer de tiroides ha aumentado significativamente en los últimos años, incluyendo en la población de Puerto Rico. Este tipo de cáncer es manejado inicialmente por un cirujano y subsiguientemente por un especialista en medicina nuclear en equipo con un endocrinólogo.

La extirpación (tiroidectomía) total o casi total es el tratamiento más frecuente del cáncer de tiroides no diseminado. Las principales complicaciones de la cirugía de tiroides son el hipotiroidismo, la parálisis de cuerdas vocales y la extirpación accidental de las glándulas paratiroides, la cual resulta en hipocalcemia.

Se ha demostrado que le terapia con yodo radiactivo, después de la tiroidectomía, mejora la tasa de supervivencia de los pacientes con cáncer tiroideo, particularmente los que se han propagado fuera de la tiroides. Se administra oralmente en forma de cápsula generalmente 4 a 6 semanas después de la cirugía. El propósito de utilizar yodo radioactivo es destruir el carcinoma microscópico oculto dentro del lecho tiroideo y para el tratamiento de metástasis.  También, el yodo radioactivo es utilizado para destruir los tejidos residuales tiroideos después de la cirugía. Esto es necesario para monitorear al paciente en cuanto a recurrencias, ya sea con sonograma, rastreos corporales con Yodo-131 o mediante niveles de la proteína tiroglobulina en la sangre. Tras la cirugía de la tiroides y la ablación con yodo radiactivo, suele ser necesaria la reposición de las hormonas tiroideas con la hormona sintética levotiroxina (Synthroid o Levoxyl).

Los pacientes que reciben tratamiento contra el cáncer de tiroides deben recibir, también, seguimiento cuidadoso y rutinario mediante exámenes físicos, análisis del nivel de tiroglobulina, ultrasonido del cuello y, en ocasiones, con rastreos de cuerpo completo con Yodo-131 (whole body I-131 scan). Aproximadamente ,entre el 10 y el 30 % de los pacientes que se piensa que están libres de la enfermedad después del tratamiento inicial padecen recurrencia y/o en metástasis.

Por décadas, el requisito mínimo para aumentar la utilidad de los rastreos de cuerpo completo con Yodo-131 incluye un colimador tipo “pinhole”. Sin embargo, la tecnología de medicina nuclear ha evolucionado más allá de los colimadores “pinhole” con el desarrollo de equipo híbrido que combina una cámara de medicina nuclear con un escáner de CT (“Computerized Tomography”), conocido como SPECT-CT (“Single Photon Emission Computed Tomography”). La técnica de SPECT-CT es utilizada rutinariamente en los centros de mayor renombre en el mundo en lugar de SPECT y al presente no tiene costo adicional para el paciente.

Durante los últimos años, publicaciones en la literatura médica avalan la realización rutinaria de todo estudio de cuerpo completo de I-131 en pacientes como base y como seguimiento de cáncer de tiroides en un escáner SPECT-CT, aplicando esta técnica en el cuello y, potencialmente, en áreas de sospecha de enfermedad metastásica. Este estudio reduce resultados falsos negativos (reporte indica que no hay enfermedad cuando hay metástasis que requieren tratamiento) y reduce falsos positivos (reporte indica que hay metástasis cuando no las hay, el cual puede resultar en radiación y costo innecesario). Cuando se realiza este estudio en un escáner SPECT-CT, es posible que el paciente pueda prescindir de estudios de imágenes adicionales, reduciendo costos tanto para el plan médico como para el paciente, puede redirigir y agilizar tratamiento adicional de dosis mayores de yodo radioactivo, evitar cirugías innecesarias y realizar cirugías indicadas que no se hubieran realizado sin los resultados. El estudio puede eliminar angustia y sufrimiento innecesario en pacientes y familiares a quienes se les diagnostica enfermedad que en realidad no tiene, al igual que puede eliminar falsa esperanza de que todo está bien, cuando realmente necesita tratamiento adicional.

SPECT-CT es una tecnología que aplica a una amplia variedad de estudios de medicina nuclear tales como manejo de patología de tumores de la glándula paratiroides, tumores neuroendocrinos, y estudios rutinarios del esqueleto (“bone scan”), entre otros, y ha revolucionado el diagnóstico, manejo y tratamiento de diversidad de condiciones médicas.  

 

Fernando Zalduondo, MD, FACR, es director médico de San Patricio MEDFLIX (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ) y el Dr. Carlos Jiménez Marchán es director de medicina nuclear de San Patricio MEDFLIX, del Hospital Ashford Presbyterian y del Centro Cardiovascular de Puerto Rico (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ).

 

fuente

http://www.elnuevodia.com/aumentaelcancerdelastiroidesenlaisla-1735731.html